Electoral Panorama / Panorama Electoral
Election Resources on the Internet's Weblog / El weblog de Recursos Electorales en la Internet

  Links / Enlaces
    Election Resources on the Internet
Recursos Electorales en la Internet
Global Economy Matters
A Fistful of Euros
Fruits and Votes
The Monkey Cage
World Elections
Elections en Europe - in French
Reading Politics

  Archives / Archivos
    July 2006
August 2006
September 2006
October 2006
November 2006
January 2007
February 2007
March 2007
April 2007
May 2007
June 2007
July 2007
September 2007
October 2007
November 2007
January 2008
February 2008
March 2008
May 2008
June 2008
July 2008
August 2008
September 2008
October 2008
January 2009
February 2009
March 2009
May 2009
July 2009
November 2009
January 2010
February 2010
April 2011
September 2011
March 2012
April 2012
August 2012
September 2013
June 2014
September 2014
November 2014
January 2015
September 2015
 
  Mon, Sep 28, 2015
El impacto del sistema electoral en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2015
(This posting is also available in English.)

En las elecciones al Parlamento de Cataluña celebradas ayer, dos candidaturas pro-independencia lograron una mayoría de escaños - 72 of 135 - sobre cuatro grupos "constitucionales" opuestos a que la comunidad autónoma seceda de España. Sin embargo, el total combinado de votos emitidos para éstos últimos - 1,972,057, ó un 48.1% de los votos válidos emitidos - fue ligeramente mayor que la cantidad total conseguida por los primeros (1,957,348, ó 47.7% de los votos).

Como se demostrará a continuación, este peculiar comportamiento del sistema electoral surge de una combinación de dos factores, a saber las disparidades entre cifras de población y reparto de escaños entre las provincias; y la aplicación de la regla D'Hondt para repartir los escaños en cada provincia entre las candidaturas partidistas.

El reparto de escaños parlamentarios entre las cuatro provincias catalanas - que no ha sufrido cambios desde 1979 - favorece claramente a las tres provincias de menos población a expensas de Barcelona, la de mayor población en la región. De hecho, la distribución de escaños por provincia de acuerdo con las cifras del Censo de 2011 quedaría de la siguiente manera:

   Provincia       Escaños   
   Barcelona       99   
   Girona (Gerona)       14   
   Lleida (Lérida)       8   
   Tarragona       14   
   Total       135   



Como tal, Barcelona recibiría catorce escaños adicionales, mientras que Girona perdería tres, Lleida siete y Tarragona cuatro.

Sin embargo, la redistribución de escaños entre las provincias apenas hubiera impactado el reparto de mandatos entre candidaturas, que hubiera quedado de la siguiente manera:

   Candidatura       Escaños   
   JxSí       60   
   C's       26   
   PSC-PSOE       17   
   CatSíqueesPot       11   
   PP       11   
   CUP       10   
   Total       135   



Comparado con el resultado actual, JxSí hubiera perdido solamente dos escaños, mientras que C's y PSC-PSOE hubieran ganado uno cada uno. Entre tanto, los grupos separatistas C(JxSí y CUP) todavía contarían con una mayoría de cinco escaños (70-65).

Ahora bien, si adicionalmente el reparto de mandatos entre candidaturas se llevara a cabo en cada provincia utilizando el método de Sainte-Lagüe (que opera de manera similar a la regla D'Hondt pero utiliza la serie de divisores 1, 3, 5, y así sucesivamente), el resultado sería el siguiente:

   Candidatura       Escaños   
   JxSí       55   
   C's       26   
   PSC-PSOE       18   
   CatSíqueesPot       12   
   PP       12   
   CUP       12   
   Total       135   



En este caso, JxSí perdería siete escaños, mientras que C's, CatSíqueesPot y PP ganarían uno cada uno, y PSC-PSOE y CUP ganarían dos cada uno. Más aún, JxSí y CUP se quedarían un escaño por debajo de la mayoría absoluta.

La razón por la cual los grupos pro-independencia alcanzaron una mayoría de escaños sobre la base de una minoría de los votos obedece al hecho de que en las tres provincias pequeñas JxSí obtuvo el sesenta porciento de los escaños (30 de 50) con el cincuenta porciento de votos. A su vez, esto se debió a que la regla D'Hondt favorece a los partidos principales y en especial al ganador, particularmente a medida que se reduce el tamaño de la circunscripción. Como tal, la redistribución de escaños entre provincias apenas hubiera tenido efecto de por sí en el reparto de escaños entre candidaturas. En cambio, la introducción adicional del método Sainte-Lagüe hubiera resultado en una distribución mucho más equitativa de escaños en las tres provincias pequeñas, que hubiera sido mucho menos favorable a JxSí.

La ironía de todo esto es que pese a su desdén por España, los grupos pro-independencia le deben su mayoría en el Parlamento de Cataluña a una ley española, toda vez que Cataluña no cuenta con ley electoral propia.


posted by Manuel Álvarez-Rivera : 09/28/2015 17:35 | permanent link